Como terminar con el mal humor

Quizá no te han diagnosticado depresión clínica, pero a veces estás un poco decaído. Resuelve tus problemas de carácter.

Mike Genevie era un tipo que siempre salía con un chiste. Pero cuando su relación con su novia se volvió agria, su iluminada mirada se volvió oscura. “Dejó de contestarme el teléfono”, dice el auditor de 27 años de Levitton, Pensilvania, Estados Unidos. “Descubrí que ella estaba saliendo con alguien más.” De pronto, cuando un comercial de un antidepresivo apareció en televisión, tomó una pluma en lugar de tomar el control remoto.

Genevie no está solo. Un estudio de Centers for Disease Control and Prevention, en ese país, encontró que las personas toman antidepresivos incluso más seguido que pastillas para la presión alta, asma y colesterol alto. Pero muchas veces los hombres no necesitan medicarse, simplemente se sienten un poco decaídos en el momento. “Los antidepresivos se recetan muy seguido”, dice el médico Stuart Shipko, psiquiatra y autor de Surviving Panic Disorder. El doctor Shipko advierte que tomar una pastilla puede llevar a verdaderos problemas: adicción, discapacidad sexual o ambos. “A menos que una persona tenga un problema mental serio, la proporción riesgo-beneficio no favorece a estas pastillas.”

Afortunadamente, existen muchas maneras prácticas y a la mano para incrementar las fuerzas alentadoras del cuerpo. Prueba una combinación de las siguientes estrategias contra esa sensación de día lluvioso, y tu visión de la vida escampará rápidamente.

Llena el congelador con mariscos

Por qué funciona

Dos tipos de ácidos grasos omega 3 están en abundancia en la comida del mar, el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA). En los humanos, los niveles altos de DHA están relacionados con elevados niveles de dopamina y serotonina, los mismos químicos cerebrales que los antidepresivos incrementan. Más aún, un déficit de DHA en los animales ha sido relacionado con síntomas e indicadores que simulan la depresión. “Estás en un mayor riesgo de estar deprimido, ansioso e irritable al evitar el pescado”, dice el médico Joseph R. Hibbeln, jefe en funciones de neuroquímica nutricional en el National Institute of Alcohol Abuse and Alcoholism de los NIH (National Institutes of Health, de Estados Unidos).

Haz esto

Come pescado de agua fría (salmón o verdel) por lo menos dos veces a la semana. O, si no eres fanático del pescado, toma un gramo diariamente de un suplemento con EPA y DHA, con relación de dos a uno, ya que el primero parece mantener más dominio que el segundo sobre el ánimo y el comportamiento, según el doctor Parris Kidd, educador de la nutrición y editor de Alternative Medicine Review. Sé paciente. A la mayoría de los hombres le toma de ocho a 12 semanas para sentir una respuesta satisfactoria.

Levanta tu ánimo con esencias

Por qué funciona

Si por el estómago entra el amor, la manera de entrar al selector de humor puede estar en tu nariz. Un estudio de Physiology & Behavior encontró que la gente a la espera en el consultorio del dentista estaban menos ansiosos y en un mejor estado de ánimo cuando la sala de espera olía a naranja o lavanda. Si esas esencias pueden distraerte del ruido del taladro contra una muela, imagina lo que pueden hacer en escenas menos tortuosas.

Haz esto

Probablemente no eres el tipo de hombre que conduzca con un aromatizante colgado de su retrovisor. En lugar de eso, rocíate un poco de Acqua Di Gio cítrico de Giorgio Armani o Eternity for Men de Calvin Klein antes del trabajo o de una cita con una chica. Extra: nada mejorará tu humor tan rápido como la atractiva mujer de al lado cuando comente qué bien hueles.

Ponte una meta y ¡lógrala!

Por qué funciona

Ponerte expectativas muy altas para ti mismo no crea estrés; de hecho, es una válvula de escape. Un estudio de 2006 encontró que quienes se ponen metas eran menos ansiosos, se sentían mejor sobre ellos mismos y encontraron más significado en sus vidas que sus contrapartes. “Ponerte metas levanta tu ánimo al incrementar la posibilidad de éxito, lo que da lugar a mejores sentimientos sobre ti mismo y la vida en general”, dice la doctora Jennifer S. Cheavens, líder del estudio y profesora asistente en Ohio State, en Estados Unidos.

Haz esto

Cheavens recomienda establecer metas concretas y razonables, y usar muchos medios para lograrlas. Por ejemplo, comprometerte de ir al gimnasio tres veces a la semana en lugar de declarar vagamente que bajarás cinco kilos. Si fallas un día, propón saltarte el almidón en la cena. “Necesitas metas para tener pequeños puntos satisfactorios en el camino, para que disfrutes de la felicidad que viene con el éxito”, dice Cheavens.

¿Lo quieres con leche?

Por qué funciona

La leche es rica en triptófano, un aminoácido necesario para la producción de serotonina, un químico cerebral que levanta el ánimo. No sorprende que los niveles más bajos de triptófano coinciden con niveles reducidos de serotonina. Pero tu cuerpo no puede producir triptófano por sí solo. Así que tiene que venir de los alimentos que consumes, como la leche, que está llena de aminoácidos. De otra manera tu humor podría sufrir de un déficit.

Haz esto

Toma tres dosis de un cuarto de litro de leche entera al día, lo que se traduce a 0.6 gramos de triptófano, suficiente para levantar tu ánimo cuando se combina con una dieta rica en proteína, según la doctora Susan M. Kleiner, autora de The Good Mood Diet. Yogur, queso, huevo, plátano, y nueces y cacahuates también son buenas fuentes. “Una selección de estos alimentos deberían estar en tu dieta diaria para incrementar los niveles de serotonina y levantar tu ánimo”, dice Kleiner.

Sigue tu caminar

Por qué funciona

Las veredas son un camino a la felicidad. Comparados con tipos sedentarios, quienes corren regularmente fueron 70 por ciento menos propensos a experimentar estrés agudo y descontento con la vida, según un estudio de más de 12,000 personas publicado en Scandinavian Journal of Medicine & Science in Sports. El ejercicio periódico incrementa la actividad adrenal (la de las glándulas suprarrenales), lo que facilita la adaptación al estrés y pone el acento en la descarga de hormonas como la noradrenalina, serotonina, betaendorfina y dopamina. Todas éstas mejoran el ánimo, dice el doctor Peter Schnohr, líder del estudio.

Haz esto

El doctor Schnohr sugiere correr, dar pequeñas caminatas o cualquier ejercicio cardiovascular por media hora, cinco veces a la semana. El entrenamiento por intervalos es particularmente efectivo, especialmente cuando necesitas ejercitarte duro y rápido.

Ejercítate en la cama

Por qué funciona

La oxitocina, una hormona que te hace sentir bien, reduce el miedo y baja tu cortisol (una hormona del estrés) y los niveles de presión arterial, llega a sus niveles más altos en tu cuerpo uno o dos minutos después del clímax sexual. “Los niveles regresan a normal dentro de 10 minutos después del orgasmo”, dice Debby Herbenick, una investigadora del sexo y educadora de Indiana University, en Estados Unidos.

Haz esto

Abrázala después del coito. “La oxitocina puede liberarse no sólo durante la masturbación y las relaciones sexuales, sino también durante el toqueteo cariñoso”, dice Herbenick. Entre más se mantenga ella abrazándote, más oxitocina se libera y mejor te sentirás.

Toca música

Por qué funciona

Si te sientes como una canción de blues, quizá lo mejor sería oír esa melodía. Un estudio de 2006 en el Journal of Advanced Nursing encontró que escuchar una hora de música al día por una semana podría reducir los síntomas de depresión hasta por 25 por ciento.

Haz esto

Incluso mejor es crear tu propia canción. “Sólo tocar algunos acordes o melodías puede ser terapéutico”, dice Anna Maratos, terapeuta certificada de la música y directora de Arts Therapies en Central and North West London Foundation NHS Trust. Si no puedes tocar ni en defensa propia, juega Guitar Hero con tus amigos.